La Boda en la Playa

Vamos a imaginar el panorama, un bello atardecer, arena cristalina y tú casándote en el medio de uno de los mejores regalos de la naturaleza; la playa. Una boda en la playa debe ser considerada, ya que tiene varios detalles por observar. Te detallamos esos consejitos a la hora de escoger este lugar para tu ceremonia.

  • La cantidad de personas que asistirá a la boda es esencial en esta decisión. Ceremonias pequeñas permiten mayor flexibilidad en cuanto a lugar y planificación se refiere. Si es una boda grande, también puede ser planificada en la playa.
  • El presupuesto es parte vital en este proceso para poder escoger la localización. Si cuentas con un presupuesto considerable, puedes escoger un lugar privado cerca de algún hotel del área dónde los invitados puedan hospedarse. También, puedes alquilar alguna residencia que tenga cerca una playa. Si de lo contrario no cuentas con mucho presupuesto, opta por escoger algún salón de recepción que cuenten con vista al mar.
  • Muchas novias sueñan con decir que sí en la puesta del sol. Esta es una hora perfecta, ya que casi todos los bañistas se han ido lo que lo hace más privado. El amanecer también es un escenario precioso, pero puede que no todos los invitados sean madrugadores. La opción se la debes de comunicar al fotógrafo para que haga los arreglos de fotos.
  • Si deseas poner piso, evitarías caídas que podrían ocurrir por el desnivel de la arena. Si no cuentas con dinero para esto, solo aplana la arena antes de colocarlas.
  • Considera un equipo de sonido para que los votos matrimoniales se puedan escuchar con el sonido del mar.
  • Debes orientar a los invitados dónde estarán los baños más cercanos.

Estos consejitos te ayudarán a organizarte, pero debes contar con una coordinadora de bodas para que la ceremonia luzca de forma organizada. Enviar la invitación de bodas en una botella será el perfecto comienzo de una celebración de playa.