El Traje de la Novia y su séquito

Desde el momento en que aceptas la propuesta de matrimonio nace tu interés porque la boda de tus sueños se convierta en realidad. Es entonces cuando comienza tu preocupación genuina de cómo lucirás en el día más importante de tu vida, y es desde este momento, que comienza la búsqueda del traje de novia.

Hay muchos detalles que debes tomar en cuenta al momento de seleccionar tu vestido. Una vez que hayas decidido la formalidad de tu boda, la hora, la época del año, si es más cálido o más fresco, entonces considera tu estilo, estatura y figura.

Tienes varias alternativas para adquirir tu traje de novia. El vestido puede ser diseñado a tu gusto, ser comprado en una boutique especializada en estos ajuares o alquilar tu traje. Aquí las alternativas suelen ser variadas, para todos los gustos y presupuestos. La ventaja de comprar el vestido es que puedes medirte varios modelos en la tienda y escoger el más que te favorezca, además de contar con la orientación de profesionales.

El tocado que lucirás en la cabeza es una parte muy importante de tu ajuar. Este debe complementar el estilo de tu traje y realzar tu belleza ese día. El velo puede ser corto o largo, sencillo o en capas de tul o mantilla, dependiendo del traje que escojas. La corona puede ser de flores naturales, azahares, tipo tiara de perlas, metálica, accesorios sueltos, aurora boreal, inclusive de joyas. La puedes comprar junto con el vestido o puedes diseñarla a tu gusto y mandarla hacer.

Los accesorios y prendas que utilizarás, debes escogerlas sencillas que vayan con el estilo de tu traje y también con la corona. Es bien importante el uso de un “corselette”, ya que ayuda a realzar la figura, el movimiento del traje (no se le pega a la piel) y evita abultamientos en el abdomen.

No importa lo que escojas, lo importante es que te sientas bella y cómoda, a la misma vez. Recuerda que, junto a tu novio, eres la protagonista de este gran día.
Diseñadores de alta costura

Son expertos en el campo de la confección de trajes para damas, jóvenes y niñas. Les expresas tus gustos y, en sólo segundos, comienzan a crear.Éstos están al tanto de lo último en la moda y así de acuerdo a tu gusto te dan una mejor orientación de aquello que te hará lucir mejor. Si quieres un toque personal pero que esté a la moda y tu presupuesto te lo permite, estos son los expertos que te pueden ayudar.
El séquito de la novia

El séquito de la novia consiste de la madrina, damas y las niñas. Tanto la madrina, como las damas, deben ponerse de acuerdo con la novia para determinar el color, el estilo y los accesorios que van a vestir. Es muy importante que el color vaya a la par con los colores escogidos para la boda.

Una vez escogido el color, deben determinar el estilo que tendrán los vestidos. En muchas ocasiones la madrina va distinta que las damas, inclusive, a veces, la novia denomina una dama de honor que también va a ser distinguida de las demás. Tienes que tener mucho cuidado, ya que los estilos deben ser escogidos siguiendo una misma línea para cuidar la uniformidad de la actividad. Al seleccionar los trajes, debes considerar cómo lucirán las diferentes damas con ese modelo. Como medida práctica, actualmente se diseñan vestidos que se pueden volver a utilizar, no sólo para bodas. En el caso que decidan hacerlos a la medida, deben ser confeccionados por la misma costurera para así mantener uniformidad.

Para la niña, que regularmente es la que lleva las flores, puedes ser bien creativa asegurándote de que el vestido vaya siempre de acuerdo al estilo del séquito nupcial.